La periodontitis triplica el riesgo de parto prematuro

Una boca sana redunda en un cuerpo sano, pero si la descuidamos puede convertirse en el origen de problemas que afectan al resto de nuestro organismo. Según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (Sepa), una madre gestante con periodontitis tiene el triple de probabilidades de sufrir un parto prematuro (anterior a la semana 37 de embarazo), principal causa de mortalidad perinatal (inmediata al nacimiento) y la segunda causa de mortalidad infantil durante el primer año de vida. La salud bucodental es, por tanto, un factor primordial a tener en cuenta por las embarazadas.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante 2012 en España se produjeron 471.999 partos, de los que un 8 % fueron prematuros. La frecuencia con la que se produce el parto pretérmino y las consecuencias que a corto y largo plazo tiene para el niño hacen muy conveniente controlar los factores de riesgo que lo provocan, como la periodontitis, también conocida como piorrea. Una deficiente salud bucodental en las madres tiene repercusiones negativas directas no sólo sobre ellas mismas, sino también sobre la propia evolución del proceso de gestación y, en última instancia, del propio feto, que además de sufrir un parto prematuro podría nacer con bajo peso.

Los cambios hormonales  propios del embarazo hacen que las encías de la mujer se resientan, afectando a sus vasos sanguíneos, al funcionamiento de las células del periodonto (tejido que rodea y soporta los dientes), a las bacterias de la placa y al sistema inmune local. El resultado es una encía intensamente enrojecida, que sangra fácilmente y aumenta su tamaño entre los dientes, permitiendo que haya más bacterias por debajo de ella. Es lo que se conoce como gingivitis del embarazo o gravídica, que suele desaparecer habitualmente tras el parto.

Para evitar los riesgos que una periodontitis puede tener sobre el embarazo, los dentistas aconsejamos:

  • Extremar la higiene bucodental durante el embarazo y, sobre todo, antes del mismo. Los estudios demuestran que menos del 1 % de las embarazadas manifiesta gingivitis gravídica si al empezar el embarazo no presenta gingivitis; sin embargo, si se tiene inflamación de las encías antes del embarazo, la frecuencia de aparición aumenta hasta el 36 ó 100 % de los casos.
     
  • Visitar al dentista antes y durante el embarazo. Esto permitirá prevenir, identificar y tratar los signos y síntomas de la gingivitis gravídica. Los tratamientos periodontales previos al embarazo son beneficiosos para la salud de las encías de la madre y, si realizan durante el embarazo, son seguros para el feto.

La boca no es un elemento aislado de nuestro cuerpo, su estado de salud repercute en el resto del organismo. No sólo existe relación entre las enfermedades periodontales y los partos prematuros, sino también con otras patologías sistémicas, como las cardiovasculares, la diabetes o las neumonías. Recuerda: Bucca sana in corpore sano.

|Fotografía: Allan Foster|

 

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por Bucca sana

Bucca sana

‘Bucca Sana in Corpore Sano’ es el deseo de acercar la salud bucodental a todos; un compromiso de Clínica Enrile por difundir los beneficios que están detrás de una boca sana.