Los 10 síntomas dentales más comunes

Nuestra boca, sin mediar palabra, nos dice mucho sobre el estado de salud del resto del cuerpo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las dolencias bucodentales comparten factores de riesgo con las cuatro enfermedades crónicas más importantes: las cardiovasculares, el cáncer, las respiratorias crónicas y la diabetes. Por ello es importante que estemos atentos a sus señales. Para la American Dental Association (ADA), la asociación dental más grande del mundo, los 10 síntomas dentales más comunes son los siguientes.

  1. Dolor de muelas. Si te duelen la boca o los maxilares, puede deberse a un dolor de muelas (odontalgia), provocado generalmente por una caries o enfermedad periodontal. A veces, un dolor de muelas es síntoma de un absceso (acumulación de pus dentro del diente) o diente impactado. Acude a tu dentista para que identifique la causa y pueda evitar perder la pieza.
     
  2. Sensibilidad dental. Si sientes escalofríos en los dientes al tomar alimentos calientes o fríos, probablemente sufras hipersensibilidad dental. Esta sensación dolorosa, aguda y breve que, según la Sepa, padece una de cada cuatro personas adultas, puede ser consecuencia de caries, dientes fracturados, empastes o esmaltes desgastados, enfermedad de las encías,  una raíz dental expuesta debido a la retracción de las encías… Su tratamiento dependerá de su origen.
     
  3. Sangrado o dolor de encías. El sangrado o inflamación de encías puede ser síntoma de gingivitis, una etapa reversible y temprana de la periodontitis, o simplemente de un cepillado agresivo. También puede presentarse cuando comenzamos a usar el hilo dental. Acude a tu dentista si las encías te sangran regularmente, porque te estarán avisando de que algo va mal.
     
  4. Llagas. Las llagas o úlceras bucales son unos de los síntomas dentales más comunes. Incluyen aftas, herpes labiales, leucoplasias (lesión precancerosa) y candidiasis (infección de hongo), cada una de ellas con diferentes causas y distinta gravedad. Las úlceras nos avisan de una enfermedad, una infección o una irritación causada por aparatos de ortodoncia, prótesis dentales o bordes afilados de dientes rotos o restaurados. Acude al dentista si compruebas que la llaga permanece durante más de una semana.
     
  5. Halitosis o mal aliento. Un tercio de los adultos tiene mal aliento. A diferencia de lo que popularmente se cree, en el 90 % de los casos el origen del problema está en la boca y está asociado al denominado cubrimiento lingual (bacterias en la parte posterior de la lengua) y a enfermedades de las encías, mientras que en el 10 % restante puede ser nasofaríngeo, gástrico o sistémico, causado por la diabetes, dolencias hepáticas o pulmonares. Algunos trucos nos ayudan a saber si tenemos mal aliento.
     
  6. Dolor de mandíbula. Este síntoma puede tener varias causas, entre las que se encuentran la sinusitis (inflamación de la mucosa de la nariz), dolor de muelas, artritis, lesiones, bruxismo, gingivitis o problemas de mandíbula (en la articulación temporomandibular, por ejemplo).
     
  7. Xerostomía o síndrome de la boca seca. La sequedad bucal, conocida como xerostomía o síndrome de la boca seca, es un trastorno subjetivo que sufre entre el 20 y el 30 % de la población europea y puede convertirse en un serio problema ya que la saliva es la principal defensa de la boca frente a la caries, neutraliza los ácidos producidos por las bacterias y proporciona sustancias que combaten la enfermedad en toda la boca. La xerostomía suele ser un síntoma de un desorden médico o un efecto secundario de ciertos medicamentos. El dentista puede ofrecerte tratamiento y darte unos sencillos consejos para paliarla.
     
  8. Infección por piercing oral. Los piercings que más complicaciones generan son los de la lengua o los labios, que provocan recesión gingival (pérdida de encía) en más de un tercio de los casos, según un estudio de ‘Dental Traumatology’. Si notas cualquier signo de infección o inflamación, dolor, fiebre, escalofríos, temblores o una apariencia de color rojo con rayas alrededor del lugar de la perforación, contacta con tu dentista cuanto antes.
     
  9. Diente roto o agrietado. Un diente puede fisurarse o fracturarse por diferentes motivos: dientes quebradizos, bruxismo o rechinamiento de dientes, lesiones… Las fisuras pueden ser invisibles a simple vista e incluso en las radiografías, pero pueden ser muy dolorosas y crear grandes problemas si no se tratan. Si sientes dolor cuando masticas, consúltalo con tu dentista.
     
  10. Manchas en los dientes. El color natural de los dientes y su evolución son diferentes en cada persona. Con la edad pierden su brillo y presentan unos tonos amarillentos o manchas que, en la mayoría de los casos, se deben a factores externos, normalmente relacionados con la comida, una higiene bucodental deficiente, el uso de medicamentos… A diferencia del resto de síntomas expuestos, éste no tiene ninguna repercusión sobre nuestra salud, pero sí en la estética.

De estos 10 síntomas dentales más comunes, ¿cuántos de ellos has tenido?

|Fotografía: Jennifer Moo|

 

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por Bucca sana

Bucca sana

‘Bucca Sana in Corpore Sano’ es el deseo de acercar la salud bucodental a todos; un compromiso de Clínica Enrile por difundir los beneficios que están detrás de una boca sana.