En los anuncios de televisión no paran de decirnos que masticar chicle sin azúcar mantiene limpios nuestros dientes y evita la caries. Sin embargo, ya hemos aprendido que no debemos creernos todo lo que nos dice la publicidad, al menos no al pie de la letra. Mascar chicle tiene sus beneficios, pero también sus perjuicios.