No valoramos algo hasta que lo perdemos. La falta de saliva, ese líquido banal que nos permite hablar, saborear, tragar, besar, babear e incluso hacer groserías de patio de colegio, puede hacernos perder nuestra calidad de vida si se convierte en un problema diario. La sequedad bucal, conocida como xerostomía o síndrome de la boca […]