Pocos dolores nos dejan tan petrificados como un dolor de muelas. Comer, beber o incluso concentrarnos se nos hace prácticamente imposible. Ante una situación así, todos tenemos la respuesta fácil: Acude a tu dentista. Pero, ¿qué ocurre si el dolor comienza un sábado por la tarde? En ese caso, esperar hasta el lunes a que […]