El blanqueamiento dental es un tratamiento totalmente conservador y nada invasivo, pero no por ello se puede hacer indiscriminadamente. De ahí que siempre deba estar supervisado y controlado por profesionales médicos. A continuación te contamos qué consejos debemos tener en cuenta antes, durante y después de un blanqueamiento dental.