El enjuague bucal con alcohol es para muchos un sacrificio de 30 segundos de escozor que, como contrapartida, nos deja una boca más libre de bacterias. Normalmente, esa sensación de dolor que produce la relacionamos con una mayor eficacia y limpieza, pero ¿esto es realmente así? ¿A mayor porcentaje de alcohol en el colutorio, mayor eficacia? En esta entrega de Rompemitos despejamos los interrogantes sobre algunas creencias muy extendidas relacionadas con el enjuague bucal con alcohol, entre ellas su hipotética relación con el cáncer oral.