CONSULTA

Cuando tenía 11 años entrenaba natación. Un día, de forma muy torpe, me di un golpe en mis dientes frontales superiores con el borde de la piscina y un pequeño (muy pequeño) pedacito de un diente se partió y se me cayó… Cuando tenía 13 años (actualmente tengo 17) quise ponerme brackets para enderezar mis dientes. Al realizarme la radiografía el doctor me dijo que tenia reabsorción de raíces en mi dos dientes frontales superiores y era muy arriesgado ponerme los brackets ya que las fuerzas aplicadas a los dientes, más el peso del bracket, afectaban y se me podían caer mas fácilmente… Decidí no arriesgarme y no hacerme el tratamiento.

Hace días fui a otro odontólogo y le comenté el caso. Me observó los dientes (sin radiografía) y dijo que no se veía que hubiese sido un golpe fuerte y que ya mis raíces estaban más fortalecidas que cuando tenía 13 años, cuando aún estaba en etapa de desarrollo y en ese momento no se podía, pero que ahora sí y que de todos modos me hiciera una radiografía (que aún no me he hecho). Quisiera saber si este segundo odontólogo tiene razón porque, según me había dicho el primero, la reabsorción no se podía curar y no me podía poner brackets. Estoy confundido.

Jesús.

RESPUESTA

Hola, Jesús:

Efectivamente, la reabsorción de las raíces no se puede curar y es importante hacer un seguimiento con radiografías para confirmar que no aumenta con los años.

En cuanto a la posibilidad de realizar ortodoncia o no, va a depender, entre otras cosas, del tamaño de la raíz que tenga en este momento el diente en relación al tamaño de la corona; de si existe movilidad o no; y del tipo y de la amplitud del movimiento de ortodoncia que deba hacerse (hay movimientos más arriesgados que otros).

En principio, y si la situación no está demasiado al límite, el tratamiento de ortodoncia podrá realizarse. El tipo de tratamiento que se lleve a cabo se planificará en función del estado de los dientes y de la maloclusión. En estos casos se recomiendan tratamientos muy programados con fuerzas muy controladas. Hoy en día existen alambres que nos permiten saber la cantidad de fuerza que le estamos aplicando al diente. Además, es necesario tener previsto un plan de actuación en caso de una respuesta no adecuada del diente.

Para saber con seguridad si puedes ponerte ortodoncia son necesarios un diagnóstico preciso y un análisis radiográfico. En estos casos, como en cualquier otro, insistimos en la importancia de un diagnóstico a fondo y personalizado.

Esperamos haberte sido de ayuda.

Gracias por consultarnos.

Un saludo.

 

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por Dr. Santiago Cervera

Dr. Santiago Cervera

Dr. Santiago Cervera
Odontólogo
Especialista en Periodoncia e Implantología
Clínica Cervera

Página web autor