¿Es la periodontitis o piorrea contagiosa?
¿Te imaginas que una de las enfermedades más extendidas del mundo fuera además contagiosa? La periodontitis o piorrea, junto con la caries dental, es la patología con mayor prevalencia en el ser humano; en España la sufren 8 de cada 10 personas mayores de 35 años y puede causarnos la pérdida de dientes. ¿Es la piorrea contagiosa? Sí, y su forma de contagio es el beso. Entonces, ¿debemos alarmarnos si nuestra pareja la tiene? Te lo contamos en una nueva entrega de Rompemitos.

La enfermedad periodontal o piorrea es una infección provocada por bacterias y, por tanto, puede contagiarse. Algunos estudios, como Infección periodontal en la pareja: estudio clínico, microbiológico y de biología molecular (Ergon, 1999), de la doctora Birgitta Von Troil, han demostrado que las personas que conviven durante años con un paciente periodontal tienen entre un 20 ó un 30 % más probabilidades de desarrollar la enfermedad. Los familiares más susceptibles son las parejas estables y los hijos, y el vehículo de transmisión, la saliva. Como ya hemos adelantado, la principal forma de contagio es el beso.

Según las investigaciones de la doctora Von Troil, el contacto directo mediante el beso provoca que el ecosistema microbiológico de la boca coincida en un 33-40 % con el de nuestra pareja, por tanto, si ésta padece periodontitis o piorrea las bacterias que la originan pasarán a nuestra cavidad oral, incrementando así las posibilidades de contraerla.

Si mi pareja tiene periodontitis, ¿no debo besarla?
Podemos y debemos. Aunque es cierto que la piorrea es contagiosa y puede transmitirse con la saliva, existen dos condicionantes más para que la contraigamos: 

  • El contagio puede producirse por un contacto constante y prolongado en el tiempo, no por besos aislados.
  • La periodontitis o piorrea es una enfermedad multifactorial, por lo que su aparición depende también de otros factores, como el tabaco, la higiene bucodental, la diabetes, la predisposición genética…

Por ello, en principio no es necesario que modifiquemos ningún hábito en nuestras relaciones ya que convivir con una persona que padezca enfermedad periodontal no significa necesariamente que vaya a contagiarnos, pero sí supone un riesgo, por lo que son aconsejables las revisiones periódicas con el dentista y un especial cuidado de la salud bucodental de ambos. Si, por el contrario, somos nosotros los que hemos sufrido periodontitis o piorrea y la hemos curado, debemos continuar con un tratamiento periodontal preventivo para evitar que reaparezca. Siguiendo este tratamiento lograremos controlar una posible reactivación y, por tanto, eliminar cualquier riesgo de contagio.

|Fotografía: Jon Rawlinson|

 

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por Bucca sana

Bucca sana

‘Bucca Sana in Corpore Sano’ es el deseo de acercar la salud bucodental a todos; un compromiso de Clínica Enrile por difundir los beneficios que están detrás de una boca sana.