Contraindicaciones del blanqueamiento dental
Que nadie se asuste: el blanqueamiento dental es un tratamiento seguro, eficaz y conservador para eliminar las tinciones externas dentales y lucir una sonrisa radiante. No hay nada que temer siempre y cuando sea realizado por un profesional. Sin embargo, hay situaciones muy concretas en las que no son recomendables. ¿Cuáles son las contraindicaciones del blanqueamiento dental? Te contamos cinco casos en los que no deberías recurrir a él.

Un blanqueamiento dental profesional es siempre la vía más segura y eficaz para recuperar el brillo de nuestros dientes. Los remedios caseros que abundan por Internet son, en el mejor de los casos, ineficaces ya que utilizan una concentración del agente blanqueador (peróxido de carbamida o de hidrógeno) muy baja. Su uso en cantidades efectivas está reservado sólo a odontólogos. Sin embargo, existe otro motivo más por el cual siempre debemos acudir al dentista en estos casos: las contraindicaciones del blanqueamiento dental. Existen. Y sólo un odontólogo es capaz de evaluar nuestro caso en concreto y valorar si podemos iniciar el tratamiento.

Las cinco situaciones en las que no deberíamos recurrir a un blanqueamiento dental son: 

  1. Si tenemos caries sin tratar
    Antes de proceder al blanqueamiento es necesario que tratemos las caries dentales para evitar que los agentes blanqueadores penetren en las zonas deterioradas del diente, provocándonos una mayor sensibilidad dental. Por otra parte, tampoco es recomendable el blanqueamiento en si tenemos zonas del diente desprotegidas o defectos en la formación del esmalte.
  2. Si sufrimos gingivitis o periodontitis
    En caso de que nuestras encías estén enfermas, sería necesario sanarlas previamente. La inflamación, el sangrado y la pérdida de hueso derivados de la gingivitis o periodontitis podrían provocar complicaciones. Por tanto, en estos casos debemos consultar a nuestro periodoncista antes de iniciar el blanqueamiento dental.
  3. Si tenemos dientes sensibles
    Si sufrimos hipersensibilidad dental, ésta se vería agravada con un blanqueamiento dental. Por ello, es importante que en este supuesto tu dentista valore el caso y tome las precauciones necesarias, como disminuir las concentraciones de peróxidos o evitar las zonas más sensibles.
  4. Durante el embarazo
    Aunque no existen estudios concluyentes que contraindiquen el blanqueamiento dental en mujeres embarazadas, los dentistas siempre recomendamos posponer el tratamiento hasta dar a luz.
  5. Si somos muy fumadores
    En caso de que fumemos con demasiada frecuencia, el blanqueamiento dental no está contraindicado, pero sí es poco rentable ya que, a corto plazo, los dientes volverían a perder su blancura. Por tanto, ésta es una razón más por la que deberíamos abandonar el tabaco.

En definitiva, los tratamientos blanqueantes no son inocuos. Por ello, debemos ponernos en manos de dentistas ya que son los únicos capaces de valorar las posibles contraindicaciones del blanqueamiento dental en nuestro caso concreto y realizarlo sin consecuencias para nuestra salud.

|Fotografía: Gregory Gill|

 

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por Bucca sana

Bucca sana

‘Bucca Sana in Corpore Sano’ es el deseo de acercar la salud bucodental a todos; un compromiso de Clínica Enrile por difundir los beneficios que están detrás de una boca sana.